Blogia
La Diferencia

El Tren de los Domingos

El Tren de los Domingos Domingo, 20:04. El destartalado tren regional que recorre los pueblos dormidos del valle del Ebro. En una de las paradas sube una chica demasiado risueña para ser realista y hace lo inaudito: da las buenas tardes a la concurrencia. En respuesta, la babilónica congregación, excepto los sometidos la shock aplastante del fin de semana, la crucifican con esa mirada petrificada, insolente y arrogante que emana de las multitudes silenciosas.

Hay que conocer las normas sociales del putrefacto vagón de fumadores. Aunque nadie hable, aunque ningún cuerdo sonría, aunque nunca lleguen a sonarnos las caras de tanto que rotamos, el hecho de viajar cariñosamente apelotonados en este vagón vejestorio, atravesando la brumosa noche temprana hacia nuestra gris realidad, nos hace familia. Pero poco comunicativa.

Hay más, señor@s. No me creerán, pero juro por la incomodidad de mi asiento, que esa chica al bajarse en su destino, volvió a repetirlo: buenas tardes.

Flower Power.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

2 comentarios

juglar103 -

Tampoco lo descartes. Hay pueblos aragoneses que tienen unos sistemas sociales aún inmaculados.

taro -

No seria del valle del ebro. Pobrecilla.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres